Somos Cantv  |  Oportunidades  |  Contáctenos



  Inicio > Canales > Viajes y Turismo > Artículo

 
 Otros Artículos
Ver más temas de interés...
Ruta occidental: Casa de Los Tratados de Bolívar y Sucre
Aquí se firmó la Proclama de Guerra a Muerte avalada por el Libertador Simón Bolívar en la gesta independentista. Está ubicada en Trujillo

09/11/2017.


Durante el proceso de Independencia de Venezuela, y en tiempos de la colonia, el estado Trujillo fue escenario de acontecimientos importantes que marcaron y decidieron la gloriosa epopeya de la emancipación Patria.

En la Casa de los Tratados de Bolívar y Sucre, así como en otras residencias y lugares de la época, patriotas y realistas dejaron sus huellas y testimonios como pruebas irrefutables e indelebles de tan trascendentales hechos y del protagonismo trujillano en la Historia de Venezuela.



La Casa de Los Tratados de Bolívar y Sucre ubicada en la avenida Independencia del Municipio Trujillo, es hoy en día el eje que irradia el conocimiento de la Historia Patria donde un equipo de hombres y mujeres de distintas edades sirven de guías y orientadores a visitantes para el estudio de la Historia.  

Aunque se ha dicho que la vieja casona donde hoy funciona la "Casa de los Tratados" es del siglo XVIII, hay que aclarar que la misma fue reformada varias veces y la última remodelación que sufrió fue en el año 1943 cuando el Ejecutivo Regional se la compró a la familia Urdaneta Maya, de allí que el 13 de noviembre de 1942 comenzó la historia de esta casa y el 24 de Julio de 1958 comenzó a funcionar la Corporación Centro de Historia.

Analizando la construcción de esta vieja casona, en el libro 'Trujillo Histórico y Gráfico', Manuel Mendoza Aranguibel hace una descripción que nos permite ver que la misma estaba conformada por dos casas y que existía una carpintería, simulando un taller, siendo remodelada y bautizada con el nombre de 'La Casa de Guerra a Muerte', pero en la página 111 del libro, encontramos que Luís Martínez Salas, en el 1911 plantea que la Casa de la Proclama de Guerra a Muerte no es está sino la que está detrás de la Catedral, antigua Casa Cural, pero fue está la sede donde Bolívar, tras sus cuatro visitas a Trujillo, junto a Sucre firma, el 25 de noviembre de 1820, los tratados de Armisticio y el 26 de noviembre los tratados de regularización de la guerra, para luego abrazarse con Pablo Morillo en el pueblo de Santa Ana.

Esta vieja casona es histórica, porque aquí se firmaron los Tratados de Regularización de la Guerra, pero los debates de los mismos no empezaron acá sino en la llamada "Casa de las Muñecas", donde hoy día habita la familia Pérez, en la avenida independencia con calle Comercio, actual farmacia Central, allí comenzaron los Tratados de Armisticio y Regularización de la guerra, pero fueron firmados en el cuarto donde está el zaguán de esta vieja Casona.

Actualmente en esta casa se respira aire puro, las puertas están abiertas para quien deseen visitarla, con un guía permanentemente para narrarles la historia y darles a conocer las reliquias que ella tiene a su amparo, las cuales están distribuidas en diecisiete espacios, designados de la siguiente manera:

Espacio 1: Los Tratados de Armisticio y Regulación de la Guerra de Bolívar y Sucre

Espacio 2 : General en Jefe José de la Cruz Carrillo

Espacio 3 : Museo

Espacio 4: Aljibe

Espacio 5: Kuikas

Espacio 6 : Armas

Espacio 7 : Cátedra Dolores Dionisia Santos Moreno

Espacio 8 : Cafetín

Espacio 9 : Simón Bolívar Palacios

Espacio 10 : Cocina

Espacio 11: Fósil

Espacio 12 : Independencia

Espacio 13 :Coordinación

Espacio 14 : Oficina

Espacio 15: Tecnología para la Historia

Espacio 16: Gestión de la Información

Espacio 17: Próceres de la Independencia


Por Cantv.net
Fuente: Gset.gob.ve / Diarioeltiempo.com.ve

Imprimir reseña        enviar a un amigo         opina aqui
Publicidad

 Guía viajera
 Guía Web
Ver más Guía Web ...

Conoce nuestros aliados | Mapa del Sitio | Recomiéndanos tu página | Publicidad con nosotros | Términos y Condiciones

Cantv.net. Rif: J-30186298-8. Todos los derechos reservados.