Somos Cantv  |  Oportunidades  |  Contáctenos



  Inicio > Canales > Salud y Bienestar > Artículo

 
 Otros Artículos
Ver más temas de interés...
Prevención de las distensiones y torceduras musculares
Aquí sabrás cuáles son estas dolorosas lesiones musculares y de cómo evitarlas

05/07/2017.

Las distensiones y las torceduras afectan a muchas personas que practican deporte, pero también a los niños y a los ancianos en sus actividades cotidianas.

Las distensiones son músculos o tendones estirados o rotos. Los tendones son tejidos que conectan los músculos con los huesos. Torcer o estirar estos tejidos puede provocar una distensión.

Las distensiones pueden producirse repentinamente o desarrollarse con el tiempo. Las más comunes son las de los músculos de la espalda.

Una torcedura es la torsión o estiramiento de un ligamento. Los ligamentos son tejidos que conectan los huesos de una articulación.

Las torceduras pueden estar provocadas por caídas, contorsiones o golpes. Las más comunes son las del tobillo y la muñeca.

Sus síntomas son dolor, inflamación, hematomas e incapacidad para mover la articulación. Cuando se produce la lesión, se puede sentir un chasquido o un desgarro en los músculos.

Los síntomas visibles son:

- Dolor y sensibilidad en el músculo, especialmente después de una actividad en la que se estira o se contrae violentamente. Normalmente el dolor aumenta al mover el músculo pero se alivia al dejarlo en reposo.

- Inflamación o pigmentación en el músculo, o ambos síntomas a la vez.

- Calambres o espasmos musculares.

- Disminución de la fuerza del músculo o pérdida completa de la función muscular.

Medidas generales de prevención:

Estas dolorosas lesiones, percibidas también como un "tirón muscular", pueden ser provocadas por un accidente, el movimiento inadecuado de un músculo o una sobrecarga muscular.

Conocer bien cómo y cuándo se pueden realizar movimientos con el cuerpo ayuda a prevenir muchas torceduras y distensiones.

- Inicia cualquier programa de ejercicios con precaución. Comienza con ejercicios fáciles de realizar y aumenta su dificultad gradualmente.

- Has precalentamiento antes de practicar deporte y participar en actividades físicas.

- Sigue un programa de ejercicios físicos para estirar y reforzar los músculos.

- Incrementa gradualmente la intensidad del programa de entrenamiento.

- Mantén tu peso corporal saludable. La obesidad puede estresar los músculos, especialmente en las piernas y en la espalda.

- Adopta posturas correctas al sentarte o al estar de pie.

- Usa técnicas adecuadas al levantar cargas pesadas.

El tiempo de curación de la distensión o la torcedura dependerá siempre de la localización y la gravedad de la lesión.

Fuente: Dagostini Enciclopedia

Imprimir reseña        enviar a un amigo         opina aqui
Publicidad

 Guía de salud
 Guía Web
Ver más Guía Web ...

Conoce nuestros aliados | Mapa del Sitio | Recomiéndanos tu página | Publicidad con nosotros | Términos y Condiciones

Cantv.net. Rif: J-30186298-8. Todos los derechos reservados.