Somos Cantv  |  Oportunidades  |  Contáctenos



  Inicio > Canales > Salud y Bienestar > Artículo

 
 Otros Artículos
Ver más temas de interés...
Recomendaciones vacacionales: hidratación de los niños
El agua es la mejor opción de hidratación infantil. Los padres deben evitar que bebidas refrescantes que sustituyan la ingesta de este líquido

26/08/2017.

Los niños pueden disfrutar de una mayor oferta de actividades al aire libre: playa, piscina, montañas y parques donde es necesario tener presente la importancia de su hidratación. Ellos no son conscientes de tener sed mientras están entretenidos en otras actividades.

El agua, a pesar de ser la bebida de elección para hidratar y calmar la sed, suele ser poco apreciada por los niños por su escaso o nulo sabor. Por eso, un consejo saludable es idear bebidas naturales para que los niños las tomen entre horas.

Es importante escoger el tipo de bebida más adecuada, de forma que los zumos y las bebidas refrescantes, con o sin gas, no se conviertan en sustitutos del agua, sino que se consideren una golosina a tomar en momentos puntuales.

El calor y la piscina

Es curioso pero nadar genera pérdidas de agua que debes tener en cuenta si el niño pasa mucho tiempo dentro de la piscina o la playa, o si la temperatura del agua es de 24ºC o superior.

Si el organismo de los niños está bien hidratado, realizará mejor el transporte de los nutrientes a las células y la eliminación de los desechos por la orina, las heces, el sudor y la transpiración. A su vez, como las heces son más blandas y fluidas es menor la posibilidad de sentirestreñimiento, un malestar común entre los más pequeños.

Una buena hidratación en los pequeños mantiene lubricadas sus articulaciones, tendones y mucosas, lo que les previene de dolores articulares y musculares y de afecciones respiratorias. El agua actúa además como termorregulador al absorber el calor y liberarlo a través de la transpiración de la piel, una función esencial cuando el niño está en pleno movimiento y en los días de más calor.

Signos de alerta

El organismo humano tiene varios mecanismos para regular el equilibrio de los líquidos, como la función renal y la acción hormonal.

Pero los niños no atienden a la sensación de sed por lo que el riesgo de deshidratarse es mayor.

Por eso es fundamental que padres, madres y cuidadores conozcan los signos y síntomas de esta deficiencia en los niños y sepan qué hacer en cada caso.

En los bebés y niños pequeños el vómito y la diarrea son las causas más comunes de deshidratación. Los síntomas de alerta incluyen el llanto sin lágrimas, piel, boca y lengua secas y agrietadas, ojos hundidos, piel grisácea y disminución de la orina. Se estima que la orina normal de bebés menores de tres meses se traduce en un pañal mojado al menos cada seis horas, mientras que los niños que andan deben mojar al menos tres pañales diarios.

Agua y zumos naturales, no refrescos

Ni las bebidas refrescantes, con o sin gas, ni los zumos de frutas se han de convertir en sustitutos del agua, dado que el consumo de bebidas azucaradas entre horas es un hábito insano que puede propiciar la caries y la obesidad entre los más pequeños. Los zumos naturales se pueden diluir en agua con el fin de darle un sabor diferente según el tipo de fruta escogida. Los zumos frescos de patilla o sandía y naranja, piña y patilla o de fresas son una oportunidad para aprovecharse de las virtudes nutritivas y el sabor de las frutas de temporada. Los polos a base de agua y zumo como el de fresa o el de limón gustará a los niños ya que pueden ayudar a prepararlos.

También son refrescantes el agua con papelón y limón y ayudan a hidratar a los pequeños.

Por Consumer.es / Pequelia.es

Imprimir reseña        enviar a un amigo         opina aqui
Publicidad

 Guía de salud
 Guía Web
Ver más Guía Web ...

Conoce nuestros aliados | Mapa del Sitio | Recomiéndanos tu página | Publicidad con nosotros | Términos y Condiciones

Cantv.net. Rif: J-30186298-8. Todos los derechos reservados.