Somos Cantv  |  Oportunidades  |  Contáctenos



 Inicio > Canales > Comunidad > Artículo

 
 Otros Artículos
Ver más temas de interés...
Manual de cultivo: papa
Paso a paso aquí sabrás cómo sembrarla para que aproveches sus frutos tiernos

02/06/2017.

Tubérculo originario de los Andes de América del sur que ha sido cultivada y utilizada como alimento desde hace más de 2000 años. Su valor nutritivo es una de las principales razones de su popularidad.

Es muy sencilla de plantar y es perfecta para dar nuestros primeros pasos como amantes de la jardinería y la huerta. No hace falta tener un gran jardín o espacio para cultivarlas. Además, es innegable el encanto que tienen al tenerlas en nuestro propio hogar.

La mejor forma de sembrar papas es hacerlo a través de la germinación del mismo tubérculo -la papa- y no por semillas. Es de vital importancia nunca plantar un tubérculo que esté enfermo.

Colócalas en cajas para que salgan pequeños brotes, de manera que les llegue una buena cantidad de aire y luz. Una vez germinadas pasarán por diferentes etapas. Primero les crecerán las raíces, después los tallos y las hojas, y al final las flores y el tubérculo.

Para plantarlas debes abrir un surco o canal de 13 centímetros de profundidad en la tierra, colocando la papa-semilla dentro de la tierra con los brotes hacia arriba, separándolas unas de las otras a una distancia de 30 centímetros. Luego colócales encima entre 7 a 8 centímetros de tierra.

El suelo debe ser profundo con buena retención de humedad para que la planta se desarrolle adecuadamente. La papa presenta un sistema de raíces muy ramificado y con innumerables raicillas que llegan a 90 centímetros de profundidad, y fácilmente ocupan 40 centímetros de cobertura horizontal.

Debes mover la tierra a lo largo del surco donde esté sembrada para favorecer la formación de los tubérculos, esto conservará la humedad en las raíces, facilitando la ventilación y el drenaje.

Este movimiento de tierra debe realizarse entre el primero y el segundo mes después de que emerjan las pequeñas plantas ya que, de lo contrario, se puede afectar el sistema de raíces y los brotes.

Pon más tierra alrededor de la base de las plantas en dos o tres ocasiones durante su crecimiento.

A las papas les gusta el sol, pero hay que tener cuidado de que no haga mucho calor, dado que el exceso de temperatura puede afectar el desarrollo de la planta.

La papa requiere agua, especialmente en los primeros días después de la siembra y desde la aparición de las flores, hasta cuando los tubérculos han adquirido buen tamaño y peso.

Mantenlas bien regadas, cada dos o tres días, sobre todo cuando comienzan a florecer. Cuando las hojas de la planta se hacen amarillas y comienzan a marchitarse, deja de regarla.

Es recomendable que la siembra coincida con el inicio de la época de lluvias o que se haga durante la misma.

Por último, luego de dos o tres semanas ya tendrás pequeños tubérculos que se pueden recolectar. Si deseas papas más grandes tendrás que esperar otras cinco o seis semanas.

Las papas se pueden cosechar en cualquier momento después de haber florecido la planta. Se extraen los tubérculos cuidadosamente procurando no pinchar ninguna, si alguna es pinchada deberá ser la primera en ser consumida dado a que si es almacenada con el resto de las papas, hará que todas se pudran.

Fuentes: Huertodehurbano.com / Solojardin.com / Potato2008.org

Imprimir reseña        enviar a un amigo         opina aqui
Publicidad

 Agenda Cultural
Ver más Eventos

 De interés
Ley Orgánica del Trabajo, los Trabajadores y Trabajadoras

Descarga aquí la LOTTT, el cual fue decretado por el Presidente Nicolás Maduro, el 30 de abril de 2013, y publicada en Gaceta Oficial, en beneficio del pueblo venezolano



Conoce nuestros aliados | Mapa del Sitio | Recomiéndanos tu página | Publicidad con nosotros | Términos y Condiciones

Cantv.net. Rif: J-30186298-8. Todos los derechos reservados.