Somos Cantv  |  Oportunidades  |  Contáctenos



 Inicio > Canales > Comunidad > Artículo

 
 Otros Artículos
Ver más temas de interés...
Regreso a clases: ¿Cómo preparar a tu hijo que inicia la secundaria?
Pon en práctica estos consejos para contribuir a que la transición a esta nueva etapa no le traiga problemas a tu hijo o hija adolescente

14/09/2017.

Iniciar la secundaria es algo emocionante, pero también puede causarles algo de estrés y ansiedad a los padres como a los adolescentes.

Al igual que en la transición del jardín maternal a la primaria, pasan de ser los niños y niñas más grandes de la escuela que conocen la rutina diaria y están cómodos con ella, a ser nuevamente los alumnos de primer año que tratan de acostumbrarse a una escuela nueva y a situaciones sociales nuevas.

Consejos a poner en práctica:

- Habla con tu hijo adolescente: averigua qué siente tu hijo con respecto a la escuela secundaria. Probablemente tenga miedos y expectativas.

Dile que puede hablar abiertamente contigo en caso de algún inconveniente. Comparte algunas de tus experiencias vividas en el bachillerato (tanto positivas como negativas).

- Asiste al curso de orientación: Asegúrate de que tu hijo o hija asista al curso de orientación, si la escuela ofrece uno.

La escuela probablemente organice un curso de orientación para padres; antes de que comiencen las clases o inmediatamente después del inicio de las actividades escolares.

Es importante que te enteres de lo que ocurrirá durante los años de secundaria. Esta es también una buena oportunidad para conocer a los maestros, a otros administradores de la escuela y a otros representantes.

- No te olvides de las actividades después de la escuela: Antes de que comiencen las clases habla con tu hijo o hija adolescente sobre cuál será su horario diario y cómo administrará su tiempo. Habla sobre actividades extracurriculares en las que quizá quiera participar.

Es importante que sepas cuáles son los planes de tu hijo o hija cuando sale de la escuela y que pongas algunos límites, por ejemplo: dónde estará, con quién estará y cómo se trasladará, si en transporte público o si alguien lo llevará en automóvil.

- Pon algunos límites: la escuela secundaria es una etapa en la que los adolescentes ponen a prueba sus límites y afirman su independencia. Sin embargo, es importante que mantengas reglas y le recuerdes a tu hijo o hija que tú todavía eres el padre.

Por ejemplo: él o ella puede querer decidir cuándo hacer la tarea y cuándo irse a la cama, y puede comenzar a pasar más tiempo en la computadora o en el teléfono.

Aunque está bien no exigirle tanto y le dejes tomar algunas de estas decisiones, asegúrate de que tu hijo o hija sepa que todavía tiene que ayudar en las tareas domésticas, cenar con la familia y limitar el tiempo que pasa frente a la computadora, la televisión o hablando por teléfono.

Habla sobre estas reglas con tus hijos y establécelas antes de que comiencen las clases para evitar discusiones.

- Mantente informado: planifica pasar por lo menos 15 minutos al día con tu hijo o hija para ver cómo va todo, y decirle que estás dispuesto a hablarle o escucharle si lo necesita.

La escuela secundaria es un gran cambio, pero no tiene que causarle miedo. Asegúrate de que tu hijo o hija sepa que puede hablar contigo sobre cualquier problema o tema que surja.

Prepárate para hablar sobre temas difíciles, como sexo, alcohol y cigarrillos. Los maestros de tu hijo o hija pueden darle algunos consejos sobre cómo conversar de estos temas cuando sea necesario.

Fuente: euroresidentes.com / onetoughjob.org

Imprimir reseña        enviar a un amigo         opina aqui
Publicidad

 Agenda Cultural
Ver más Eventos

 De interés
Ley Orgánica del Trabajo, los Trabajadores y Trabajadoras

Descarga aquí la LOTTT, el cual fue decretado por el Presidente Nicolás Maduro, el 30 de abril de 2013, y publicada en Gaceta Oficial, en beneficio del pueblo venezolano



Conoce nuestros aliados | Mapa del Sitio | Recomiéndanos tu página | Publicidad con nosotros | Términos y Condiciones

Cantv.net. Rif: J-30186298-8. Todos los derechos reservados.