Somos Cantv  |  Oportunidades  |  Contáctenos



 Inicio > Canales > Ciencia y Tecnología > Artículo

 
 Otros Artículos
Ver más temas de interés...
Se descubre por primera vez un sistema de anillos alrededor de un planeta enano
A principios de este año, Haumea pasó entre la Tierra y una estrella distante, evento que permitió a los científicos planetarios obtener una serie de datos que les ha llevado a lograr una estimación de la forma y el tamaño del planeta enano. Los nuevos hallazgos han sido anunciados hoy (11 de octubre) en la revista Nature

20/10/2017.

Haumea es uno de los objetos más grandes que habitan más allá de Neptuno, en una área conocida como el Cinturón de Kuiper. Plutón es el residente más grande de la región, y Haumea comparte algunas características con su vecino más grande. Ambos realizan un órbita muy alargada alrededor del Sol que cruza las órbitas de otros cuerpos planetarios; Plutón cruza la órbita de Neptuno, y Haumea cruza la de Plutón. Además, ambos planetas enanos orbitan con cierto ángulo con respecto a los ocho planetas, que orbitan el Sol a lo largo de un plano común. También como Plutón, Haumea tiene lunas - al menos dos, Hi'iaka y Namaka.

Haumea posee forma ovalada. A lo largo de uno de sus ejes el el doble de largo que el resto. Los científicos creen que esta morfología es debida a la rápida rotación del cuerpo. Un día en Haumea dura solamente 4 horas, siendo este objeto el más rápido en girar conocido entre los de su clase.

Una alineación cósmica

Los científicos tuvieron la oportunidad de aprender más sobre esta rareza espacial cuando Haumea pasó frente a la estrella URAT1 533-182543 el 21 de enero de 2017. Aunque los objetos pasan frente a las estrellas con bastante frecuencia, es difícil predecir con precisión la hora y el lugar específicos de estos eventos, dijo el coautor del estudio Pablo Santos Sanz, astrofísico en el Instituto de Astrofísica de Andalucía en Granada, España.

El equipo de Santos Sanz coordinó 12 telescopios, de 10 laboratorios diferentes, para observar la luz de las estrella bloqueada por Haumea y así determinar mejor su tamaño y forma. Normalmente, las sombras son más grandes que los objetos que los lanzan. Pero la estrella estaba tan lejos de la Tierra en relación con Haumea que proyectaba la sombra del planeta enano a todo su tamaño.

"Esta es una técnica muy poderosa . para obtener tamaños", dijo Santos Sanz. Los investigadores descubrieron que el eje más largo de Haumea mide por lo menos 2.300 kilómetros, un 17 por ciento más grande que estimaciones anteriores.

Las mediciones más exactas de Haumea permitieron a los astrónomos calcular muchas de las otras propiedades del planeta enano. Una vez obtenida su forma y examinada su rotación, se han combinado estos datos con la masa de Haumea - derivada de las órbitas de sus lunas - se calculó su densidad obteniendo un valor inferior a las estimaciones anteriores, dijo Santos Sanz.

Pero estas nuevas medidas pueden costar a Haumea su estatus de planeta enano. Aunque muchos planetas y planetas enanos no son esferas perfectas - la Tierra, por ejemplo, se hincha un poco en el ecuador - todos son lo suficientemente grandes como para volverse redondas debido exclusivamente a su propia gravedad. En contraste, la mayoría de los objetos más pequeños no tienen suficiente gravedad para superar su propia rigidez, por lo que terminan adquiriendo formas extrañas. Este criterio es central para la definición contenciosa de un planeta enano, y el cuadro más preciso de Haumea que surgió del estudio parece no cumplirlo.

"No sé si esto cambiará la definición de un planeta enano", dijo Santos Sanz. "Creo que probablemente sí, pero se tomará su tiempo."

Además, los científicos descubrieron que Haumea tiene anillos.

La noche en que Haumea cruzó frente a la distante estrella, Santos Sanz y el líder del equipo José Luis Ortiz, también del Instituto de Astrofísica de Andalucía, miraron los nuevos datos.

"Empezamos a ver algo extraño en la curva de luz", dijo Santos Sanz. La luz se apagó justo antes y después de que Haumea pasara frente a la estrella, como si algo más la estuviera obstruyendo. "Recuerdo que José Luis, desde los primeros momentos, dijo, 'OK, esto podría ser un anillo'", dijo Santos Sanz. Los resultados sugieren que el ecuador de Haumea está rodeado por un anillo de 70 kilómetros de escombros localizado a unos 1.000 km de la superficie del planeta enano.

"Los anillos suelen ser el signo de una colisión que ocurrió no hace mucho tiempo", dijo el astrónomo de Yale David Rabinowitz, que no está afiliado con el estudio. Para Rabinowitz, esto significa en algún momento entre varios cientos de millones de años atrás y hace mil millones de años. La búsqueda del origen de los anillos hace que el sistema sea mucho más interesante, agregó. Es otro misterio sobre el planeta enano pidiendo una respuesta.

Conectando los puntos

Las características inusuales de Haumea - sus anillos, lunas y forma inusual - se pueden ligar. En 2007, un equipo de Caltech rastreó las órbitas de Haumea, sus dos lunas (Hi'iaka y Namaka) y algunos objetos del Cinturón de Kuiper que comparten el alto contenido de agua del hielo del sistema, lo cual es poco común en objetos más allá de la órbita de Neptuno. Según el estudio, los modelos matemáticos sugieren que todos estos objetos se originaron cuando un Haumea más joven y más grande colisionó contra otro objeto grande del Cinturón de Kuiper. La colisión envió fragmentos volando y azotó al planeta enano en un giro vertiginoso. Dos de estos fragmentos podrían ser las pequeñas lunas observadas y el polvo resultante podría haberse convertido en un anillo, según el estudio.

Sin embargo, tanto Santos Sanz como Rabinowitz advirtieron contra sacar conclusiones demasiado rápido. "Es sólo una de las teorías", dijo Santos Sanz. -No es definitivo.

Haumea no es el objeto más pequeño conocido con anillos. En 2013, los astrónomos identificaron anillos alrededor del asteroide Chariklo de 302 kilómetros de diámetro y en 2015, los investigadores anunciaron que un asteroide similar, Chiron, también podría tener anillos. Los investigadores piensan que los dos objetos, que pertenecen a un grupo de asteroides conocidos como Centauros, también podrían provenir del Cinturón de Kuiper, lo que sugiere que los anillos pueden ser más comunes en estos objetos de lo que los científicos habían pensado anteriormente.

"También estoy bastante seguro de que en los próximos cinco años, veremos más anillos", dijo Santos Sanz.

"Creo que lo muy emocionante es que estamos al principio de esta ciencia acerca de los anillos alrededor de cuerpos menores", añadió. "Así que no sabemos muchas cosas, pero estamos aprendiendo cada vez más con cada nuevo descubrimiento".

Por La Flecha

Imprimir reseña        enviar a un amigo         opina aqui
Publicidaaad


 Guía de telecomunicaciones
 Guía Web
Ver más Guía Web ...

Conoce nuestros aliados | Mapa del Sitio | Recomiéndanos tu página | Publicidad con nosotros | Términos y Condiciones

Cantv.net. Rif: J-30186298-8. Todos los derechos reservados.